Impasible ante el tiempo que nos consume.

Estoy rota, pero aún así puedo sentir los cristales bajo mis pies, no podré continuar. Todo lo que tenía por seguro se a vuelto incierto. Las apariencias han cambiado y todo lo que antes me parecía  real ahora me parece extraño. No puedo creer que todo lo que tenía por seguro se halla convertido en nada, dejándome vacía y llorando en un rincón de ilusiones difuminadas por tempestades inconclusas. Creí haberlo superado todo, creí estar haciendo lo correcto, traté de ir con cuidado, pero olvidé todo el dolor anterior y ahora me veo perdida en un montón de ilusiones taciturnas.  Ahora no puedo parar de llorar y por más que busco un motivo para sonreír no lo encuentro, porque estoy vacía. De repente todas mis ilusiones cayeron al suelo formando cristales que saltaron clavándose por todo mi cuerpo, haciendo heridas y rajando mi piel. No temo las cicatrices, temo el recuerdo que dejarán cuando en un futuro las mire y tu no estés para acariciarlas. Ya no puedo mirarle, aquello que me hacia escapar me trae de vuelta a ti y eso me avergüenza, me aterroriza pensar que tu recuerdo siempre estará. Pero diles, diles que lo que con tanta paciencia esperé era imposible, que mi corazón está roto y que nada volverá a ser como antes. ¿Qué estaba pasando conmigo? ¿Qué estaba mal? Porque ahora todo lo que soy me lleva a ti y eso me consume, como el cigarro entre mis dedos, pero estoy cargada de suspiros para tratar de hacer esto menos doloroso. No importa cuanto intente evadir esto, las lágrimas caen rodando por toda mi cara. Solo trata de verme como algo real.




«Dijo que por la mañana no sentía lo mismo por nosotros en sus huesos y creo que cuándo muera esas palabras serán escritas en mi lápida».
hfgfgh

No hay comentarios:

Publicar un comentario