25 de Septiembre de 2013.

Me pesan los parpados, no puedo respirar. ¿Has sentido alguna vez esas ganas repentinas de morirte o de siquiera dejar de existir? Las lágrimas rodando por toda la cara, toda. Los puños cerrados y el corazón encogido. No entiendes nada, pero estás perdido en esta mierda, ganas de escapar, con esperanzas de un lugar mejor, con personas mejores que te ayuden a salvarte, salvarte de verdad, salvarte de ti mismo. Todos creen conocerte o tienen la estúpida idea de poder ayudarte, saben lo que eres capaz de hacer pero aún así te ahogan, te dejan sin aire. Te recuerdan que eres nada y que vales nada, dicen estar jodidos, dicen no aguantar más, pero ¿saben que es querer acabar con todo? Acabar con tu vida, tu propia vida. ¿Que pasaría si un día se levantasen y Lidia les hubiese abandonado para siempre? Toman a la ligera mis sentimientos, se atreven incluso a juzgarme o despreciarme, como si yo valiese menos, como si yo no sintiese, pero yo siento más que ellos. No entienden que no, que no puedo con esto, no se que es, pero me está matando poco a poco, se llevó mi sonrisa y ahora se esta llevando mis fuerzas para no coger la cuchilla. No es una llamada de atención, solo trato de pedir ayuda. ¿Cómo pueden pedirme ser fuerte y luego lanzarme al vacío? ¿Cómo pueden no darse cuenta de que necesito lo que me niegan? ¿Cómo pueden decirme que les doy asco? Alguien que me haga olvidarlo todo, no que me diga que sea fuerte y luego me deje, de esos hay muchos. Creen que es moda, pero si se sienten así, hundido y como sin vida... Puuuuuf, es jodido. Ganas de morirte y de dejarlo todo. No se. ¿Merezco esto? Por que ya no puedo más, en serio, no puedo.  


                                                                                              Siempre tuya:
                                                                                                                        
                                                                                                                Lidia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario