Si no estás.

Abrir los ojos y no verte. A eso también lo he llamado oscuridad. A los días sin ti, a las mañanas sin nosotros y a los besos sin sabor a mi. Dime la verdad, dime que no me quieres, ya decidiré yo si duele o no. Porque a cada paso estoy más lejos de ti. No importa cuanto ande, siempre retrocedo. Nunca me acerco a ti. Aquellas caricias que espero no llegan y muero por ello. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario