¿Te acuerdas de ese día en el que me abandonaste?

Cristales afilados que rajan más la herida, pero alivian el dolor. En mi pecho creció algo, pero lo mutilasteis. Tu y ella, ella y tu. Cristales afilados que rajan más la herida, pero olvidan el amor. Quizá ella te dé lo que a mi me negaste. Tal vez las palabras con ella no te hieran. Quizá ella ordene tu caos.

Volveremos a vernos, ya lo verás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario