Claro, amanecerá.


Ya nada permite sentir, se deja querer con distancia, la fragancia de su piel hiere, amontona los momentos vividos y los empaquete entre sonrisas forzadas, algo en ella esta cambiando, se esconde tras sus manos, no deja reflejar su rostro ante la pantalla de ninguna cámara.  Su semblante es triste, ya no sonríe con frecuencia, se resiste a dejarse llevar. Dice que el invierno hace estragos en su piel. Y esque la preocupa el mañana, teme a su forma de vivir el día a día, no quiere excesos, quiere rutinas. Estalla en pedazos al pensar en un solo error. Claro, amanecerá. Necesita sentir que todo esta bajo control. Algo en su corazón a dejado de funcionar.

1 comentario: